Berlín, hoy capital de Alemania es una ciudad con una larga historia. Sin embargo parte de ella comienza en 1933 cuando Adolf Hitler tomó el poder de Alemania y comenzó así con las persecuciones a judíos, comunistas, homosexuales, a todo el que se le oponía. Fue quizás la época más terrible de la historia de Alemania y del mundo.

En 1939 estalló la Segunda Guerra Mundial, al finalizar la misma el 8 de mayo de 1945, un tercio de la población alemana se había perdido.

Después de la dictadura nazi y ya finalizada la Guerra, la ciudad fue repartida entre los aliados, y dividida entre la Unión Soviética (Este), los Estados Unidos de América (Suroeste), Gran Bretaña (Oeste) y Francia (Noroeste). Fue así como Berlín quedó dividida en dos zonas. Berlín Occidental ocupado por norteamericanos, británicos y franceses  con casi 500 kilómetros cuadrados ocupados por algo más de 2 millones de habitantes y Berlín Oriental la parte soviética que abarcaba 400 kilómetros cuadrados y superaba el 1 millón de habitantes.

Mapa de Berlín y la ocupación de las fuerzas de Estados Unidos, Unión Soviética, Francia y Reino Unido – apuntessantaderlasalle

Berlín divida en Berlín Oriental y Occidental y su muro construido – accticsociales

Ambas zonas quedaron bien delimitadas. Pero el 7 de Octubre de 1949 Berlín Oriental se convirtió en Capital de la República Democrática Alemana trasladando su gobierno a esa zona. Aun así los ciudadanos de Berlín Oriental podían pasar a la parte Occidental para acudir a sus trabajos.

Pero fue el 13 de Agosto de 1961 que se construyó el Muro de Berlín entre la zona Este y Oeste y que dividió familias, amigos y mucha gente perdió su trabajo, pues a partir de ese momento se impidió a los habitantes de la zona Este a viajar hacia el Oeste.

Todo este martirio duró hasta el 9 de noviembre de 1989, día en que el Muro se rompió definitivamente. La caída del Muro significó un cambio en el mundo entero y en todos los países se festejó como un ícono de un nuevo amanecer.

Alemania se reunificó y desde 1999 la capital de la Alemania unida trasladó su sede a Berlín.

Hoy Berlín es una ciudad pujante, pero que no olvida su pasado. Y se lo ve reflejado en distintas emblemas de la ciudad que aún permanecen en pie como reflejo de sus años oscuros.

Luego de esta breve historia, les contaré como poder recorrer lo que aún queda de la Alemania Oriental.

Un paseo a pie por el viejo Berlín Oriental

1) Paseo por el Tiergarten

Parque Tiergarten – viveberlintour

Es el pulmón verde de la ciudad. Fue el coto de caza del Kaiser y que se extiende desde la Puerta de Brandemburgo hasta el zoológico de Berlín. En este parque se encuentra el Monumento Soviético. También encontrarás la columna de la Victoria también llamado el Ángel de la Independencia. De 69 metros de altura fue erigida en conmemoración a los diez años de la Victoria de Prusia y el Imperio Austríaco en la Guerra de los ducados.

2) Sowjetisches Ehrenmal, memorial a la guerra soviética

En el mismo Tiergarten, se trata de un memorial a la guerra soviética, construido en mármol de granito. Se encuentran allí un par de tanques T34 que supuestamente fueron los primeros que entraron a la ciudad en  1945. Por detrás lo acompañan una columnata con la figura de un soldado del Ejercito Rojo. Hasta la caída el Muro en 1989 lo vigilaban constantemente soldados del Ejército Rojo

3) Edificio del Reichstag, hoy sede del Parlamento

Reichtag – diariodelviajero

Cúpula del Reichstag – berlin-welcomecard

El Reichstag es uno de los monumentos más visitados de Berlín, por lo que conviene comprar las entradas con antelación para evitar largas colas. Es un monumento imperdible que no se puede dejar de visitar!

Este edificio fue terminado de construir en 1894 por el arquitecto Wallor en estilo neo-renacentista. Pero Hitler lo hizo quemar destruyendo su interior y casi toda su preciosa cúpula. Durante la separación de Alemania el edificio sufrió un gran deterioro. Cuando Alemania se reunificó, se decidió restaurarlo para que funcionara el Nuevo Parlamento.

Fue así que se le encomendó a Norman Foster que rehiciera la cúpula en cristal, para poder divisar desde allí todo Berlín. Es realmente algo impactante ir subiendo por esa cúpula y ver a través de ella la ciudad. Detrás del edificio se encuentra lo que quedó de la antigua cúpula.

4) Atravesar la Puerta de Brandemburgo, símbolo de la ciudad de Berlín

Puerta de Brandemburgo – ciudades30

Caminando por la avenida Unter den Linden y dejando de lado la Embajada de la Federación Rusa se llega a la icónica Puerta de Brandemburgo.

Es el monumento más conocido de Berlín. con 26 metros de altura antiguamente era la puerta de entrada a la ciudad. Luego se convirtió en símbolo de la división de Alemania en la época soviética, hoy es símbolo de la unidad pues ya nada separa a Alemania Oriental y Occidental. Fue construido como símbolo de paz por sobre las armas. En la parte superior la Quadriga con la Diosa de la Victoria en un carro tirado por cuatro caballos en dirección a la ciudad la embellece. No se puede ir a Berlín sin traspasar esta puerta tan significativa para Alemania y el resto del mundo.

5) La Estación de tren de Friedrichtrasse, ultimo paso fronterizo entre Alemania Oriental y Alemenai Occidental

En la esquina de Unter den Linden y Friedrichtrasse, al norte el paso elevado sostiene las vías del S-Bhan, el último paso fronterizo para pasar del oeste al Este. Se la conoce como el Palacio de las lágrimas, dado que en este sitio se despedían familiares y amigos para desplazarse del Este al Oeste. Aún se conserva el pabellón para los trámites fronterizos. Hoy es Patrimonio Nacional.

6) Checkpoint Charlie, el paso vigilado por soldados americanos y soviéticos

Checkpoint Charlie – heritagetribune

Girando hacia la derecha y continuando hacia al sur por la Friedrichtrasse, se llegará al Checkpoint Charlie. Es en este sitio donde soldados soviéticos y americanos vigilaban mutuamente el paso de las personas del este al oeste.

Este sitio dividía la calle Friedrichstraße en dos partes Oriental y Occidental. Tras la caída del Muro solo quedaron en pie algunos trozos de el. Los berlineses no quisieron que se perdiera la memoria histórica de lo que significó la época soviética.
Por este motivo una fundación logró mantener vivo el Checkpoint Charlie y el Museo del Muro. Es aquí donde encontrarás una exposición y objetos de la historia del muro, como así también información de actos a favor de la paz del mundo.

7) Gendarmenmarkt la plaza más bonita de Alemania Oriental

Plaza Gendarmenmarkt – berlinwelcomecard

Es una de las plazas más lindas de Berlín. Donde se emplazan una Catedral Alemana construida en siglo XVIII y frente a ella una Catedral Francesa con una imponente cúpula igual a la de la Alemana y en el centro de ambas la Konzerthaus de estilo neoclásico, la sala de conciertos más famosa de la ciudad construido en el siglo XIX.

La plaza fue concebida en el siglo XVIII dentro de un barrio para proteger a los protestantes franceses expulsados de Francia. Su nombre significa “Mercado de los Gendarmes”, debido a que soldados franceses expulsados se instalaron allí en momentos en el el espacio estaba destinado a un mercado.

Los tres edificios fueron destruidos durante la segunda Guerra Mundial y restaurados en 1970. En los alrededores de esta bella plaza se encuentran hoteles de categoría y muchos restaurantes.

8) Marx Engels Platz

Siguiendo hacia el este y cruzando el puente hacia la Scholssplatz, se encuentra esta plaza que antiguamente ocupaba en Palacio Real de Berlín dinamitado en 1950. En lugar del Palacio Real se construyó el Parlamento de la República Democrática Alemana durante la época soviética.

9) La Iglesia Marienkiche y el Ayuntamiento Rojo de Berlín o Rotes Rathaus

Al otro lado del puente del río Spree se encuentran lo que fue el centro socialista de Berlín. Solo quedan dos de sus edificios.

La Iglesia Marienkiche que es una de las Iglesias más lindas de la ciudad construida en honor a la Virgen María. Por su sencillez del barroco alemán, es una de las más emblemáticas de Berlín. Se emplaza en la Alexanderplatz la plaza más popular de la ciudad. Vale la pena visitarla.

A solo 450 metros y efectuando un desvío se encuentra El Ayuntamiento Rojo o Rotes Rathaus. Construido en el siglo XIX lo caracteriza su fachada de ladrillos rojos. Hoy es la sede del Ayuntamiento de Berlín.

10) Alexanderplatz

Alexanderplatz – one80

Emplazada entre edificios emblemáticos que cuentan la historia de la ciudad a través de su arquitectura. Hoy es uno de los principales barrios para compras.

Pero esta plaza tiene mucho de emblemático, pues además de la Iglesia dedicada a Santa María, es el lugar de acceso al antiguo Barrio Judío, al Palacio Rojo del Ayuntamiento y a la Torre de la televisión y el Reloj Mundial.

Fue rediseñada en varias ocasiones tras varios bombardeos durante la segunda guerra mundial.

Torre de la televisión, tiene 368 metros de altura y es la construcción más alta de Alemania. Fue inaugurada en 1969. Hoy funciona TeleKom. Hay un pequeño museo arriba y es el mejor lugar para ver todo Berlín . Aconsejo subir pues es desde esta torre donde se obtiene la mejor vista de Berlín.

El Reloj Mundial

Es uno de los íconos más visitados. Es un reloj que permite ver la hora actual de cada zona del planeta con los nombres de las principales ciudades del mundo.

11) La isla de los Museos, Museuminsel

Una visita aparte merece la Isla de los Museos. En Berlín encontrarás lo que no podrás ver en ninguna otra ciudad del mundo. El Museo de Pérgamo alberga el Altar de Pérgamo y las Puertas de Babilonia. En el Museo Egipcio se puede admirar el busto de Nefertiti, reclamado por Egipto por pertenecerles.

Luego podrás recorrer también el Museo Antiguo, el Museo Nuevo, el Museo Bode y la Antigua Galería Nacional.

El sitio donde se encuentra la Isla de los Museos  es Patrimonio Cultural de la Humanidad declarado por la UNESCO. Antiguamente eran los jardines reales del Castillo de los reyes de Prusia y de los emperadores Alemanes.

12) Memorial del Muro de Berlin

Como lo expresé al principio de esta nota el Muro fue construido a partir de 13 de agosto de 1961.  El Muro de Berlín tenía una longitud de más de 144 Km.,  siendo derribado el 9 de noviembre de 1989.
Llegó a tener una altura de 3,6 metros y 1,5 metros de longitud. Además tenía una valla de tela metálica, cables de alarma que llegaban a las 300 torres de vigilancia. Pese a todo hubo gente que consiguió salvar su vida y cruzar el Muro, pero miles de personas murieron en el intento.

Hoy Berlín tiene marcado en sus calles todo el recorrido del Muro para que nadie olvide que existió. De igual modo poco queda de el. Algunos trozos dispersos por la ciudad, y algunos países exponen un pedazo de la pared del muro en sus calles o en algún museo.

Hoy se puede visitar el Museo del Muro ubicado junto a la antigua línea fronteriza de la Bernauer Straße donde un trozo de muro y una torre de vigilancia son testigos de la época más oscura de Alemania y del mundo. Se puede observar cómo se construían las instalaciones fronterizas y deja al visitante la amarga visión de la construcción de un muro que una vez dividió a un país e hizo estragos en el mundo entero.

Museo del Muro de Berlín – vistitberlin

Memorial del muro – dw

13) Memorial Holocausto

No hace mucho tiempo y muy cerquita de la puerta de Brandemburgo se quiso rendir homenaje a los judíos caídos en la época de Hitler. A tal fin se construyó una serie de bloques de concreto para recordar el holocausto. Se puede caminar entre los bloques como si fuera un laberinto, donde el suelo va bajando y luego comienza a subir. Simboliza como se fue acrecentando el holocausto y como finalizó al término de la guerra.

 Memorial Holocausto – elpais

En la actualidad las personas que habitan la ciudad de Berlín es gente alegre, sus calles están repletas de personas y turistas que la visitan. Pero es una ciudad de la que nadie puede olvidar el pasado oscuro que vivió. Y en distintos monumentos se lo ve reflejado. Pasarán los años, pasarán distintas generaciones, pero los testimonios quedarán para siempre para recordar lo que esta ciudad vivió a partir de 1961 hasta 1989 en que Berlín volvió a ser una sola ciudad.

Give a Comment