El COVID-19 a partir de diciembre del 2019, comenzó a ser una enfermedad incontrolable en la ciudad de Wuham en China. En Enero del 2020, se la declaró Epidemia, dando comienzo a una expansión por el mundo.

El 11 de marzo del 2020, la Organización Mundial de la Salud la declaró Pandemia. Y el mundo cambió a partir de ese mismo momento.

Se cerraron las fronteras de casi todos los países que alberga nuestro planeta. Algunas ciudades fueron cercadas, se controlaron a los ciudadanos para no contagiarse y todo pareció convertirse en una película de ciencia ficción.

Hoy, a casi un año del comienzo de esta Pandemia, el mundo sigue girando en el mismo sentido. La vacuna recién se aplica en alguno países, los contagios continúan en una segunda o tercera ola y las ciudades no logran retornar a su ritmo habitual.

Muchas industrias y comercios cerraron sus puertas, otras con gran esfuerzo lograron mantenerlas en pie y el tráfico de personas entre ciudades y países mermó.

El turismo es una de esas industrias de las cuales pocos pudieron mantener sus puertas abiertas. Muchas compañías aéreas quebraron o dejaron de volar, hoteles cerrados, restaurantes sin abrir, agentes de viajes que no pudieron continuar.

El sector turístico sufre grandes pérdidas – lisainstitute

Sabiendo que el turismo abarca un gran espectro de comercios o industrias y emplea millones de personas en el mundo y partiendo de la base que vacacionar no es solo placer u ocio, sino que también implica salud, en el 2020, los antiguos viajeros perdieron la oportunidad de poder ocupar su mente en otra cosa que no fuera la Pandemia.

¿Y como continuará el Turismo en este 2021? Si la vacuna alcanza a un gran porcentaje de la población mundial, podrá comenzar a despegar nuevamente.

Pero deberá haber una conciencia social, que nada volverá a ser igual. Que las mascarillas son y seguirán siendo fundamentales, que deberá existir una distancia social y que habrá que higienizarse las manos permanentemente entre otras muchas mas medidas a tener en cuenta para no contagiarse.

Los vuelos, trenes y metros deberán tener sus asientos más separados, los hoteles deberán higienizar y desinfectar sus habitaciones con anticipación a la llegada del próximo huésped, la capacidad de los restaurantes no será la misma aunque sobre espacio, las visitas en las ciudades, museos, o lugares turísticos serán por turnos, no todos los comercios abrirán sus puertas. Por último los agentes de viajes deberemos reinventarnos como lo hemos hecho hasta el día de hoy, para así poder ejercer como tales pero de una forma diferente. Tal vez armando paquetes, efectuando reservas y atendiendo a nuestros pasajeros por las distintas redes sociales y por la web.

Mas Espacio entre asientos de los aviones – dw.com

El mundo cambió, y es para siempre, ya nada volverá a ser como antes de diciembre del 2019! Pero aún así con todas sus modificaciones, el Turismo seguirá existiendo, pues no debe, ni puede desaparecer. Es una de las industrias que mas mueve las economías del mundo y por sobre todas las cosas, porque el ser humano necesita evadirse viajando, salir de su rutina diaria. Y no importa cuanto tiempo vacacione, ni cuando lo haga, como tampoco cuan lejos de su hogar pueda llegar…La salud de cada uno de nosotros lo necesita y nos lo merecemos!!!

Venecia seguirá siendo un destino turístico a pesar del Covid-19 – dw.com